viernes, 22 de enero de 2010

"Tupersex"

...Pues como le iba diciendo, padre. Que mi amiga es de la "alta sociedad", ¿sabe? Por eso no le puedo dar nombres... Se dice el pecado pero no el pecador, ¿no? Jejeje, esa broma la tendrán también entre ustedes, supongo, ¿no?
Bueno, pues lo que le contaba, que mi amiga tiene una vida estupenda, lo que se dice una vida resuelta, vaya... Pero ahí me la tiene usted, hecha una pena mora... Bueno, no se vaya a pensar que ella está triste ni nada, ¡qué va! Ella está como quiere... Bueno, como quiere no, que ya le gustaría a ella estar un poco mejor...
La cosa es que ella, a sus cerca de 50 años, está estupenda... Claro, todo el día de la cama al gimnasio, del gimnasio al spa, del spa al pádel... Ya me dirá usted quién no está estupenda... Pero bueno, la cosa es que ella, con ese tipazo y esa vitalidad que dios le ha dado, pues qué quiere que le diga... Con el marido todo el día fuera en los "bisnes" ésos... Pues claro, la pobre está más sola que la una.
Pero ahí que era donde yo quería llegar: mi amiga tiene unos "juguetes" de esos de los "tupersex" que se llevan ahora mucho, ¿sabe usted? ¡Uy, pero bueno, qué va usted a saber! ¡Jajaja! Anda que yo también tengo unas cosas...
Lo que le contaba, que tiene unos aparatos que... ¡Vamos, vamos! ¡No se puede una ni imaginar! ¡Ay madre mía cómo se parece eso a... Qué fidedignos que son! ¡A mí me dejaron muerta! ¡Es que tiene una colección! Que si vibradores, que si no vibradores, que si con forma de animalitos, que si a control remoto... ¡A control remoto! Yo es que de verdad, me quedo pasmada con los adelantos de la ciencia en esas cosas...
En fin, que esta mañana, entre vinito y vinito -porque ésa es otra, mi amiga le da al Oporto y a lo que no es Portugal como una cosaca- pues me estuvo introduciendo en el mundo de los... ¿Ay cómo me dijo que se llamaban? Tenían un nombre raro... Como "dingos", o algo así... ¡Dildos, dildos! Eso era... Pues me estuvo explicando cómo funcionan esas cosas... Usted se imaginará padre que a mí ya me pilla un poco mayor, y como yo no soy rica... Pues que la tía, como le digo, entre copazo y copazo, se mete ahí cada cosa... ¡Uuuhh! Además no se crea usted que lo hace como si nada, no... ¡¡Que me ha contado que tiene cada fantasía con el jardinero que pa qué!! Ya le digo, con el chico del jardín. Sí, ya sé que le parece un cliché, pero es que mi amiga la pobre es muy de eso, de topicazos, casi sin proponérselo... Bueno, no, proponérselo se lo propone un poco, porque anda que no le gusta a ella aparentar ni nada...
A lo que iba, padre, la duda que me tiene a mí carcomida por dentro: ¿eso es pecado? Vamos que digo yo ¿que estar ahí dándole al manubrio y pensando en el tío que le cuida el jardín está bien o el adulterio? Porque vamos a ver, yo entiendo que mi amiga no está literalmente haciéndolo con el jardinero, pero bien que le gustaría a ella, ¿no? Yo es que con estas cosas modernas me pierdo padre, es que me pierdo...
Y mire que he venido directa para acá que aún sigo un pelín mareadilla y todo... ¡Es que mi amiga lleva un ritmo...! Me la he dejado allí comiendo chocolate... ¿Qué digo comiendo? ¡Devorando ahí las tabletas! ¿Y no dicen que el chocolate es sustitutivo del sexo? Yo es que de verdad no entiendo nada, porque anda que ésta no se da festivales y encima... ¡Que si quieres arroz Catalina! Hay mucho vicio padre, mucho vicio...

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sí que lo hay, vaya por dios, padre.

Isabel Martínez dijo...

Es buenísima la confesión. Muy bien escrita, muy bien mantenido el suspense y muy bien resuelta. Y, sobre todo, hilarante. Eso no tiene precio.

¡Ah, no sé cómo he podido estar tanto tiempo sin ti!

Un abrazo que te envuelva mil veces y una más. La última de propina. Las otras, las que mereces.

BLANCO dijo...

Por el poder que me ha sido conferido te declaro oficialmente excomulgada. Ah, se siente: haberlo pensado antes.

*-*< dijo...

Ay, MariaJesús!! Cuánto pecador de la pradera! Jajaja, como diría el MÁS GRANDE EN TAMAÑO MINI!! Chiquitooorrr!
Menos mal que somos discretillas
;D

*-*< dijo...

Isabel, me sacas los colores (de las mejillas, se entiende). Mil gracias por tus halagadoras palabras...

Me quedo con los abrazos pa mí pa siempre!!

Besazos de tía abuela, de ésos que son como una metralleta de cariño!

*-*< dijo...

BLANCO, piénselo usted bien, no me excomulgue así, tan a la ligera...
Por dios... O por Tutatis!

Un AveMaría y un Padrenuestro... Digooo, un abrazo!

Uy, cómo estamos hoy!!