miércoles, 11 de agosto de 2010

Conexión


¿Por qué se producen ciertas conexiones?
¿Qué extraña dirección nos lleva hacia nuestras obsesiones?
¿Cómo surge en nuestra mente la necesidad de indagar acerca de algo tan lejano?...

Algún día lo descubriré.

...O no, pero seré feliz en el intento.

3 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me basta con que seas feliz en el intento, porque las preguntas nunca nos abandonarán, querida Zoe.
Besazos enormes y gracias por tu lucidez.

BLANCO dijo...

Y tu psicoanalista también lo será.

*-* dijo...

Gracias Isabel. ¿Qué tal ese verano? Espero que disfrutes mucho.
Un abrazo gigante -de los más lúcidos que doy-.


BLANCO... Jajajaja. ¡Estás "sembrao"!
Reconozco que tardé un ratín en pillarlo... Estoy un poco lenta...